MANTENIENDO LA PAZ EN NUESTROS CORAZONES

¿Qué es la paz?

La paz es una situación o estado en que no hay guerra, ni luchas
entre 2 o más partes. Esto se refiere a la situación en la que los países no
enfrentan guerras. Pero no hablaremos de ese tipo de paz sino de la paz que Dios
nos da.

En el mundo encontramos que todas las personas pasan por problemas, que
suele robar la paz, hay tanta inseguridad que muchas veces estas cosas llegan a
quitarnos el sueño y estar siempre intranquilos. Pero ¿por qué no hay paz? Isaías
57:21 dice:  «No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos», un impío es aquel no tiene
piedad, no tiene respeto a Dios, y es que el problema radica en sus corazones
puesto que dejamos a un lado a Dios.
Dios es la fuente de la paz, quien no tiene a Dios no tiene paz.

La paz de Dios tiene 3 aspectos

      1. La paz con Dios, esta paz es alcanzada por la fe, y  se refuerza
con una relación diaria con Dios. Romanos 5:1 dice: Justificados, pues, por
la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

      2. La paz de Jesús, esta paz debe morar en el corazón del creyente, San Juan
14:27 dice: La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo
la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Esa paz nos da la
seguridad que Él siempre estará con nosotros, no significa ausencia de
problemas, puesto que vivimos en un mundo en el que siempre
presentaremos aflicciones, pero esa paz nos asegura la victoria en esas
aflicciones ya que tendremos la confianza en Dios.

     3. Nuestra responsabilidad es permanecer en esa paz. Filipenses 4:6
menciona de esta manera: Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas
vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de
gracias.

¿Qué debemos hacer para no estar afanados e intranquilos? Debemos
presentarle a Dios todo aquello que nos preocupa, y toda esa preocupación se irá
de nuestras vidas. Filipenses 4:7 menciona una palabra muy importante “sobrepasa”
esa palabra significa mantener algo por encima del pensamiento humano, por
encima de la tormenta y por encima de toda circunstancia. Porque la paz de Dios
nos mantiene por encima de la ansiedad y la preocupación.


No te afanes, no te preocupes, permanece en la paz de Dios porque solo en Él
encontraremos descanso.

Entradas creadas 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba