¿POR QUÉ SOMOS AFLIGIDOS?

Muchas veces pasamos por aflicciones, problemas, adversidades y no sabemos el
¿por qué?

Somos dados a que cuando estamos en estas situaciones, cuestionamos a Dios
sin saber que a través de estas cosas que acontecen a nuestras vidas Dios, pues quiere
mostrarnos su poder.
Dios sabe como nos sentimos cuando pasamos por estos problemas, Él sabe que
nuestras vidas se sienten afligidas y que muchas veces solemos sentirnos solos.
Dios envió a Jesús al mundo como un ser humano y él aquí en la tierra pasó por
pruebas, Jesús fue tentado en el desierto e incluso se sintió solo.
En San Juan 16:32 Jesús expresa estas palabras

 “He aquí la hora viene, y ha
venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo;
mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo”.


Jesús iba a pagar el precio por nosotros al morir en aquella cruz del calvario y
experimentaría la soledad, ya que todos le iban a dar la espalda e incluso Dios, su
padre le iba a abandonar porque cargaría el pecado de cada uno de nosotros y
por un instante Dios se separaría de Él.
Pero hoy quiero hablarte de la vida de un personaje muy conocido en la biblia, y
este personaje se llamaba Job.

¿Qué nos enseña Job?

Muchos podemos decir que Job no tenia porque
presentar aflicciones ya que en a biblia se le describe como un varón justo,
perfecto y temeroso de Dios; Sin embargo, a pesar de esto experimentó aflicciones,
a este varón sus hijos se le murieron, sus amigos lo juzgaron, perdió todo su ganado,                                                                                                                              Job perdió todo. Y a pesar de todo esto Job dice unas palabras maravillosas: 

Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro.

 Job sabía que cada paso que el daba Dios lo conocía y que algo le queria enseñar con esta aflicción.

Job expresa:  Me probará y saldré como oro puesto que el oro tiene 3
características que lo distinguen de los otros metales y es por eso que Job lo utiliza
como ejemplo.
La primer característica que tiene el oro es DENSIDAD, el oro tiene que ser denso
para ser purificado, porque mientras más puro sea, tendrá mas valor, pero para
alcanzar esto debe ser sometido a fuego y de la misma manera con nosotros. Dios
a través de la prueba quiere purificar nuestras vidas, pero más que nada Dios
quiere purificar nuestra Fe, Dios quiere que nuestra Fe en él sea plena, que tengamos la total
confianza de que él tiene el control de todo.


Como segunda característica es que el oro tiene MALEABILIDAD, es decir el oro
tiene la capacidad de extenderse sin romperse, Dios quiere moldearnos y
formarnos para hacer su voluntad, puesto que muchas veces no queremos que el
nos forme pero la voluntad de Dios es perfecta.


Y por último el oro tiene BRILLOSIDAD, después de todo el proceso de densidad y
maleabilidad el oro sale brillando. Así Dios hace con nosotros, después de
habernos pasado por la prueba, él nos dota de ese brillo.
Es por eso que debemos tener una buena actitud antes las aflicciones porque
a través de las aflicciones Dios tratará con nosotros, purificará nuestra fe, nos
enseñará hacer su voluntad y nos dotará de ese brillo que es mejor que el oro.

Entradas creadas 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba